De acuerdo a las indicaciones de Nuestra Amada Madre, la Virgen María, en el mensaje del 01-12-2013, Madre de la Salvación 

Para ver el mensaje completo con las indicaciones de Nuestra Madre para hacer la Novena,  click en imagen

Esta es la oración; Cruzada de Oración (130) 
que debéis decir  cada uno de los siete días, 
(3 veces al día por las mañanas)

Cruzada de Oración (130)
 Novena de Salvación:

Mi amada Madre de la Salvación, por favor obtén para todas las almas, el Don de la Salvación Eterna a través de la Misericordia de tu Hijo, Jesucristo.

Mediante tu intercesión, suplico que tú ores para liberar a todas las almas que están en esclavitud de Satanás.

Por favor, pide a tu Hijo mostrar Misericordia y perdón para aquellas almas, que Lo rechazan, que Lo lastiman con su indiferencia y que adoran la doctrina falsa y dioses falsos.

Te imploramos Madre querida, que pidas por las Gracias para abrir los corazones de las almas que más necesitan de tu ayuda. Amén.


Tarjetita autorizada, para hacer copias y repartir 

martes, 5 de noviembre de 2013

Una nueva forma de la Cruz será introducida (se dará a conocer)

Martes, 30 ABRIL 2013 15:40 hrs. 

Martes 30 de abril de 2013 a las 15:40 hrs.

Mi amadísima hija, Mi Autoridad nunca disminuirá, y como una luz, se desvanecerá en medio de la espesa niebla, pero siempre será visible, aunque pueda ser reducida a solo apenas un tenue brillo.

Cuando el mundo cambie otra vez, mientras el espíritu del mal crea división sobre división, solo será la Luz de Dios la que os sostendrá. Mi Presencia será sentida por aquellos que vienen a Mí por ayuda, pues Yo nunca os abandonaré, especialmente cuando sintáis que todo está perdido (sin esperanza). Nada más que la Verdad os ayudará a salir adelante, cuando la falta de caridad, que es evidente en el mundo hoy en día aumenta, mientras que los corazones de los hombres se vuelven de piedra.

La Verdad está contenida en la Santa Biblia. Es el alimento por el cual el hombre puede vivir ahora y en el futuro. Muy pronto resultará imposible comprar una Biblia, ya que muchas naciones se adhieren a las nuevas leyes, especialmente en Europa, que prohibirán todos los libros que promuevan la Palabra de Dios.

La carta está siendo escrita ahora para llamar a todos aquellos al servicio de la Iglesia Católica. Pronto, todos Mis siervos sagrados serán informados de los cambios, de los que se les dirá que son por el bien de la Iglesia.

Las nuevas reglas, en las que se verán modificaciones hechas a oraciones durante la Santa Misa, parecerán inocentes. Muchos, no se darán cuenta del significado (de su importancia), pero se relacionará a la Sagrada Eucaristía y a Mi Presencia dentro de ella. La palabra 'conmemorar' será utilizada y todas las iglesias serán pronto despojadas completamente de sus tesoros. La toma de tesoros, incluyendo los Tabernáculos de oro – que serán reemplazados por aquellos hechos de madera y piedra – será una de las señales que se están reuniendo para la Nueva Religión Mundial.

Las Iglesias serán cambiadas dentro sus paredes y esto implicará la profanación de los altares. La Custodia, conteniendo la Sagrada Eucaristía, comenzará a desaparecer y los días que Mi Sagrada Hostia es expuesta llegarán a su fin.

Lanzad desprecio sobre Mi Palabra ahora, y lloraréis lágrimas cuando estos actos sean traídos ante vosotros. Pronto, no mucho después, las vestiduras  usadas por Mis siervos sagrados, serán alteradas y una nueva forma de la Cruz será introducida (se dará a conocer). La nueva atrocidad no estará basada en la simple cruz. En cambio presentará, discretamente, la cabeza de la bestia.

Os pido que reunáis Mis sagradas Cruces ahora y las guardéis en vuestros hogares, junto con Agua Bendita. Insto a todos vosotros a que os aferréis a la Verdad de lo que os he dicho. Entonces quiero que confiéis totalmente en Mí. Nunca creáis que os voy a dejar a merced del maligno. Permaneceré cerca de vosotros en todo momento. Derramaré bendiciones especiales sobre las cabezas de Mis amados, leales siervos sagrados para mantenerlos enlazados a Mi Sagrado Corazón.

Mantened vuestros corazones cerca de Mí y entre sí. Consoláros y fortalezcaos  mutuamente, ya que debéis amaros unos a otros, más que nunca, antes y durante los tiempos que se avecinan. Yo Soy vuestra familia. Sois Míos. Permaneceremos unidos, hasta el momento en que las trompetas repiquen y el anuncio se haga, que me revelo Yo Mismo, finalmente, en Mi Segunda Venida. Entonces sentiréis la alegría y la paz que os he prometido. Luego todo sufrimiento terminará.