De acuerdo a las indicaciones de Nuestra Amada Madre, la Virgen María, en el mensaje del 01-12-2013, Madre de la Salvación 

Para ver el mensaje completo con las indicaciones de Nuestra Madre para hacer la Novena,  click en imagen

Esta es la oración; Cruzada de Oración (130) 
que debéis decir  cada uno de los siete días, 
(3 veces al día por las mañanas)

Cruzada de Oración (130)
 Novena de Salvación:

Mi amada Madre de la Salvación, por favor obtén para todas las almas, el Don de la Salvación Eterna a través de la Misericordia de tu Hijo, Jesucristo.

Mediante tu intercesión, suplico que tú ores para liberar a todas las almas que están en esclavitud de Satanás.

Por favor, pide a tu Hijo mostrar Misericordia y perdón para aquellas almas, que Lo rechazan, que Lo lastiman con su indiferencia y que adoran la doctrina falsa y dioses falsos.

Te imploramos Madre querida, que pidas por las Gracias para abrir los corazones de las almas que más necesitan de tu ayuda. Amén.


Tarjetita autorizada, para hacer copias y repartir 

jueves, 25 de julio de 2013

No podéis seguirme verdaderamente sin soportar el dolor de la Cruz

Miércoles 17 de julio de 2013 a las 11:40 hrs.


Mi amadísima hija, cómo las oraciones de todos Mis amados seguidores me levantan en este momento. Estoy en sus corazones y almas y sus almas son favorecidas. Debo pedirles que sufran las burlas que encararán por seguir Mi sendero y por Mi Cruz, que ellos soportan, ya que con el tiempo entenderán por qué esto debe ser así.

No podéis seguirme verdaderamente sin soportar el dolor de la Cruz. Cuando me amáis, una Luz está presente dentro de vuestra alma. Esta Luz pura es como un imán, ya que atrae lo peor en otras personas. Almas bien intencionadas son con frecuencia atacadas por el espíritu del mal, para infligir daño sobre cualquiera que siga la Verdad de Mis Enseñanzas.

Cuando declaráis la Verdad de Dios, seréis odiados por aquellos que no aman a Dios. Cuando me seguís, incluso en silencio, soportáis el mismo dolor. Este dolor es causado por aquellos – generalmente aquellos con quien estáis encariñados y respetáis – quienes os atacan, porque vosotros me amáis y sois fieles a Mis Enseñanzas.

El tiempo ha llegado para que salgáis y habléis de Mis Mensajes. Los sacerdotes, sin embargo, encontrarán esto difícil, ya que deben permanecer obedientes a sus superiores. Muchos en Mi Iglesia estarán temerosos de dar testimonio de Mis Mensajes, pero esto no significa que no puedan defender la Verdad de Mi Santa Palabra. La Palabra, dada a Mis Apóstoles, perdura, aunque muchos tratan de matarla. Notaréis cuán poco Yo soy venerado en público - casi nunca.

Mis Enseñanzas ya no juegan un papel importante en vuestra sociedad. Debéis insistir, a cualquier Iglesia Cristiana a la que pertenezcáis, que Mis siervos no olviden mencionar Mi Nombre, cuando se refieran al bien, ya que el bien no puede venir de una piedra. El bien solo puede venir de Dios.

Vuestro Jesús

Leer más: