De acuerdo a las indicaciones de Nuestra Amada Madre, la Virgen María, en el mensaje del 01-12-2013, Madre de la Salvación 

Para ver el mensaje completo con las indicaciones de Nuestra Madre para hacer la Novena,  click en imagen

Esta es la oración; Cruzada de Oración (130) 
que debéis decir  cada uno de los siete días, 
(3 veces al día por las mañanas)

Cruzada de Oración (130)
 Novena de Salvación:

Mi amada Madre de la Salvación, por favor obtén para todas las almas, el Don de la Salvación Eterna a través de la Misericordia de tu Hijo, Jesucristo.

Mediante tu intercesión, suplico que tú ores para liberar a todas las almas que están en esclavitud de Satanás.

Por favor, pide a tu Hijo mostrar Misericordia y perdón para aquellas almas, que Lo rechazan, que Lo lastiman con su indiferencia y que adoran la doctrina falsa y dioses falsos.

Te imploramos Madre querida, que pidas por las Gracias para abrir los corazones de las almas que más necesitan de tu ayuda. Amén.


Tarjetita autorizada, para hacer copias y repartir 

jueves, 25 de julio de 2013

15 jul 2013 A los sacerdotes: El día en que se os pedirá que neguéis Mi Divinidad no está lejos

Lunes 15 de julio de 2013 a las 17:52 hrs.


Mi amadísima hija, debo llegar a Mis sacerdotes, que ahora están empezando a darse cuenta de que Yo estoy hablando al mundo, a través de estos Mensajes, en este tiempo.

Debéis tener cuidado. Debéis adheriros a las reglas de Mi Iglesia en la Tierra, una vez que permanecen así como han sido y no sean cambiadas. No os sintáis desanimados, ya que habéis sido enriquecidos con el Don del Espíritu Santo. Cuando se os pida que me neguéis, será hecho de una sutil, pero mortal manera. Se os pedirá que acojáis la doctrina de todas las religiones fuera del cristianismo. Se os dirá que esto es por el bien de todos y que este enfoque (propuesta) nuevo, con todo incluido, es un medio para un fin – donde la humanidad pueda finalmente ser unida, a través de medios pacíficos.

Todas las otras religiones, credos, creencias y doctrinas, que honran a Mi Padre, pero que no me reconocen, a Mí Jesucristo, serán tomadas bajo el cuidado del antipapa. Vosotros, a través del poder de la bestia – como es su costumbre – seréis persuadidos para acoger a vuestro prójimo hermanos y hermanas. A todas las creencias, que honráis a Dios, se os dirá, estáis unidas como una a los Ojos de Dios. Cuando os opongáis, seréis regañados. Cuando expliquéis que el único camino a Dios, Mi amado Padre, es a través de Jesucristo, esto es lo que os será dicho:

“No entendéis que Dios ama a todos Sus hijos, por lo tanto, al no mostrar amor y compasión por Su Iglesia al acogerlos - incluyendo las creencias de ellos – vostros sois unos hipócritas.”

Ahora, sabed esto. Cuando aceptéis que todas las religiones deben ser acogidas como una - que tenéis que haceros a un lado para mostrar respeto a aquellos credos, que no reconocen al Hijo del hombre - entonces seréis culpables de un pecado terrible. Estaréis entonces negándome.

A aquellos que puedan ser llevados dentro de este engaño, sabed que otras señales surgirán, las que apuntan a una cosa – Mi Divinidad ya no será más proclamada.

Vuestras iglesias verán surgir nuevas cruces donde la cabeza de la bestia será incrustada dentro de ellas; vuestros altares se cambiarán y de Mí se burlarán. Cada vez que veáis nuevos e inusuales símbolos en Mi Iglesia, mirad cuidadosamente porque la bestia es arrogante y hace alarde de su maldad, al mostrar signos, que a él lo honran.

Aquellos entre vosotros, que no estéis atentos a este engaño, os encontraréis a sí mismos succionados en prácticas, las que no me honran. Ellos disfrazarán la verdadera intención, que será rendir homenaje a Satanás y a sus espíritus malvados.

Las señales han comenzado. Las acciones de las que hablo están aún por venir, pero el día en que se os pedirá que neguéis mi Divinidad no está lejos. Debéis mantener vuestros ojos abiertos por aquellos que dicen que vienen en Mi Nombre, pero que en su lugar honran a la bestia, pues ya han extendido sus alas. Gobiernan en medio de vosotros, pero muchos de vosotros no pueden ver la abominación, todavía. Pero, si me amáis, os concederé las Gracias para ver la Verdad, ya que nunca os abandonaré. El tiempo está cerca y debéis prepararos a sí mismos, ya que la oscuridad descenderá pronto. Aquellos de vosotros que sois bendecidos con la Luz de Dios sufriréis a manos de Mis enemigos.

Recordad estas Palabras, recitadlas y os revelaré la Verdad, a través del Don del Espíritu Santo:

Cruzada de Oración (114) Para que los sacerdotes reciban el Don de la Verdad

"Señor Mío, abre mis ojos.
Permíteme ver al enemigo y cierra mi corazón al engaño.
Entrego todo a Ti, querido Jesús.
Confío en Tu Misericordia. Amén."

Vuestro Jesús