De acuerdo a las indicaciones de Nuestra Amada Madre, la Virgen María, en el mensaje del 01-12-2013, Madre de la Salvación 

Para ver el mensaje completo con las indicaciones de Nuestra Madre para hacer la Novena,  click en imagen

Esta es la oración; Cruzada de Oración (130) 
que debéis decir  cada uno de los siete días, 
(3 veces al día por las mañanas)

Cruzada de Oración (130)
 Novena de Salvación:

Mi amada Madre de la Salvación, por favor obtén para todas las almas, el Don de la Salvación Eterna a través de la Misericordia de tu Hijo, Jesucristo.

Mediante tu intercesión, suplico que tú ores para liberar a todas las almas que están en esclavitud de Satanás.

Por favor, pide a tu Hijo mostrar Misericordia y perdón para aquellas almas, que Lo rechazan, que Lo lastiman con su indiferencia y que adoran la doctrina falsa y dioses falsos.

Te imploramos Madre querida, que pidas por las Gracias para abrir los corazones de las almas que más necesitan de tu ayuda. Amén.


Tarjetita autorizada, para hacer copias y repartir 

miércoles, 27 de marzo de 2013

24 mar 2013 Mi misión no es darles una nueva Biblia, porque eso nunca podría ser, ya que el Libro de Mi Padre contiene toda la Verdad

Domingo 24 de marzo de 2013 a las 18:06 hrs.

Mi amadísima hija, cuando se te pregunta por aquéllos que Me aman, ¿Cuál es el propósito de tu Misión? tu respuesta debe ser -salvar vuestras almas. Cuando te miren con desprecio, te ridiculicen y te pregunten qué te da el derecho de proclamar la Palabra de Dios -la respuesta es: para que Jesús pueda salvar vuestras almas. Entonces, cuando quienes ya proclaman Mi Santa Palabra, y quienes siguen Mis Enseñanzas, te acusen de herejía -entonces la respuesta a ellos es esta: Vosotros, que sois fieles a Cristo, ¿no creeis que, sois también pecadores a los ojos de Dios? ¿No queréis, también, salvar vuestras almas?

El pecado siempre se interpondrá entre vosotros y Dios. Cada alma, incluso el pecador más empedernido, y aquellos entre vosotros que sois almas elegidas, nunca estaréis libres de pecado, hasta que Yo regrese. Podéis ser redimidos cada vez que confeséis vuestros pecados, pero vuestra alma permanecerá limpia solo por un tiempo corto.

No sintáis nunca que no tenéis necesidad del Alimento de Vida. Mi Luz os atrae, ahora, a Mí, a través de esta Misión tan especial. Os doy grandes bendiciones y gracias especiales cuando respondéis a Mi llamado, mientras os llamo hacia Mi Nuevo Reino -Mi Nuevo Paraíso.

Podéis creer que Dios no necesitaría enviar a otro profeta -que la humanidad fue liberada del dominio de Satanás, después de Mi muerte en la Cruz, que ya se os ha dado la Verdad a través de Mis Enseñanzas, y que la Verdad está contenida en el Libro de Mi Padre, la Santísima Biblia. Y estaríais en lo correcto, excepto por esto: Todavía hay más que debéis saber ya que las profecías contenidas en el Libro del Apocalipsis, no son conocidas por vosotros. Se os ha dado el resumen -y sin embargo, muchos de vosotros rehusáis reconocer su contenido. Desdeñáis el Libro del Apocalipsis y no tenéis ningún deseo de entenderlo.

Mi misión no es daros una nueva Biblia, lo que nunca podría ser, ya que el Libro de Mi Padre contiene toda la Verdad. Mi tarea, en un mundo, el cual se ha sumergido en el paganismo, es recordaros la Verdad por un lado y por el otro, es Mi deseo preparar vuestras almas, para el tiempo de Mi Segunda Venida.

Muchos de vosotros decís honrarme, pero muchos se han alejado de la Verdad. Muchos no creen en Satanás o la existencia del Infierno, y como tal, no toman en serio el pecado. Habéis sido conducidos a un grave error a través de vuestra tolerancia por el pecado. Y ahora los errores más graves sucederán, a lo largo de todas las Iglesias Cristianas, cuando el pecado sea echado a un lado. Seréis conducidos a una doctrina de engaño. Este es un plan diseñado por el maligno para apartaros de Mí.

Porque Mi Presencia Divina, Mi Cuerpo y Mi Sangre, está contenida en cada Sagrario en el mundo –vosotros habéis sido capaces de luchar contra el pecado. Pero ahora, cuando el plan para eliminar la Sagrada Eucaristía suceda,  estaréis desamparados.
Es por eso que os revelo la Verdad de lo que ha de venir, para que podáis prepararos. Es solo porque os amo, que os convoco ahora.

Cuando los errores se expongan, entonces os daréis cuenta de lo mucho que debéis aprender y de cómo el orgullo os impidió aceptar Mi Mano de Misericordia y de cómo vosotros sois nada sin Mí.

Vuestro Jesús