De acuerdo a las indicaciones de Nuestra Amada Madre, la Virgen María, en el mensaje del 01-12-2013, Madre de la Salvación 

Para ver el mensaje completo con las indicaciones de Nuestra Madre para hacer la Novena,  click en imagen

Esta es la oración; Cruzada de Oración (130) 
que debéis decir  cada uno de los siete días, 
(3 veces al día por las mañanas)

Cruzada de Oración (130)
 Novena de Salvación:

Mi amada Madre de la Salvación, por favor obtén para todas las almas, el Don de la Salvación Eterna a través de la Misericordia de tu Hijo, Jesucristo.

Mediante tu intercesión, suplico que tú ores para liberar a todas las almas que están en esclavitud de Satanás.

Por favor, pide a tu Hijo mostrar Misericordia y perdón para aquellas almas, que Lo rechazan, que Lo lastiman con su indiferencia y que adoran la doctrina falsa y dioses falsos.

Te imploramos Madre querida, que pidas por las Gracias para abrir los corazones de las almas que más necesitan de tu ayuda. Amén.


Tarjetita autorizada, para hacer copias y repartir 

sábado, 23 de marzo de 2013

19 mar 2013 Capa por capa, sus malvados intentos llegarán a ser claros mientras ellos mismos se equivocan

Martes 19 de marzo, 2013 a las 22:45 hrs.

Mi amadísima hija, Mi Santa Palabra se difunde como un poderoso viento a través del mundo entero, en este momento, a través de estos Mensajes.

Muchos escucharán Mi Voz, ya sea que deseen hacerlo o no, porque sonará como un trueno antes de la tormenta. Algunos reconocerán al Espíritu Santo mientras este envuelve sus almas. Otros, desafortunadamente, no lo harán, pero les digo esto: Vosotros habéis escuchado Mi Voz. Ella ha agitado vuestras almas y, sin embargo, me bloqueáis. Incluso, me dáis la espalda. Puede que temáis Mi Voz, porque esta puede ser abrumadora, pero la única cosa que no podéis hacer es ignorarme.

Tan poderoso es Mi Santo Espíritu que tocará vuestra alma, así lo deseéis o no. Aquellos de vosotros que corréis, os escondéis y pretendéis que Yo no Estoy Presente, deberíais saber que no seréis capaces de negar Mi Presencia, sin importar cuánto lo intentéis.  

Algunos de vosotros os resistiréis a la Verdad, porque carecéis  de Fe en Mi Promesa de ofreceros vida eterna. Muchos de vosotros, encontráis esto atemorizante y preferiríais pensar que el Gran Día del Señor no se llevará a cabo mientras viváis. Y así, cerráis vuestros ojos, bloqueáis vuestros oídos y buscáis consuelo en otras cosas.

La seguridad que sentís tratando de encontrar paz, en donde puede ser encontrada, será de corta duración. Pronto se os negará la Palabra de Dios. Las palabras que habéis estado acostumbrados a escuchar, desaparecerán de las homilías y de las cartas de vuestros obispos y cardenales, enviadas a vosotros y a todos aquellos desprevenidos seguidores Míos. 

Sectas masónicas infiltran la Iglesia en Roma. No os equivoquéis, --solo puede haber un Papa mientras viva.

Muchos de Mis seguidores ahora rechazarán Mi Santa Palabra, la Verdad, así como lo hicieron durante Mi juicio en la tierra. Tú, hija Mía, serás rechazada como una hereje, burlada y ridiculizada. Llegarás a ser una espina en el costado del falso profeta. Pero pronto, todos verán los sutiles actos y los astutos gestos de aquellos falsos impostores que presiden sobre Mi Trono en Roma, que equivalen a un sacrilegio. 

Capa por capa, sus malvados intentos llegarán a ser claros mientras ellos mismos se equivocan y aquellos, bendecidos con la capacidad de percepción otorgada por Mí, se darán cuenta de la abominación, que será desentrañada.

La bestia está ahora lista y forma un círculo secular, constituído por algunos de los líderes mundiales, como uno solo en unión con todo lo que está en contra del Reino de Dios. Los espíritus demoniacos, que invaden a estas pobres almas, por su orgullo y arrogancia, se mostrarán para que todos los puedan ver a través de sus expresiones, que serán escudriñadas y cuestionadas hasta que las últimas respuestas iluminen sobre aquellos bendecidos con el Don del Discernimiento.

Confiad en Mí. Confiad en este Don de Confianza. Permitidme sosteneros y guiaros a través de esta jungla de creaturas malignas que desean devorar vuestras almas. 

Vuestro Jesús