De acuerdo a las indicaciones de Nuestra Amada Madre, la Virgen María, en el mensaje del 01-12-2013, Madre de la Salvación 

Para ver el mensaje completo con las indicaciones de Nuestra Madre para hacer la Novena,  click en imagen

Esta es la oración; Cruzada de Oración (130) 
que debéis decir  cada uno de los siete días, 
(3 veces al día por las mañanas)

Cruzada de Oración (130)
 Novena de Salvación:

Mi amada Madre de la Salvación, por favor obtén para todas las almas, el Don de la Salvación Eterna a través de la Misericordia de tu Hijo, Jesucristo.

Mediante tu intercesión, suplico que tú ores para liberar a todas las almas que están en esclavitud de Satanás.

Por favor, pide a tu Hijo mostrar Misericordia y perdón para aquellas almas, que Lo rechazan, que Lo lastiman con su indiferencia y que adoran la doctrina falsa y dioses falsos.

Te imploramos Madre querida, que pidas por las Gracias para abrir los corazones de las almas que más necesitan de tu ayuda. Amén.


Tarjetita autorizada, para hacer copias y repartir 

lunes, 18 de marzo de 2013

15 mar 2013 Madre de la Salvación: Rezad mi Rosario por todos aquellos que gobiernan en Roma


Viernes 15 de marzo, 2013 a las 22:30 hrs.


Mi querida niña, este es un momento de gran dolor, no sólo para ti, sino para todos aquellos que aman a Mi Hijo.

Debo insistiros, queridos hijos, que sigáis siendo fuertes y fieles a la Santa Palabra de Dios, por el bien de mi Hijo. Él, Mi amado Hijo, inclina Su cabeza en agonía mientras observa el horror en que Su Iglesia se derrumba delante de Él.

Por favor, orad  por la esperanza y rezad mi Santo Rosario todos los días por todos aquellos que gobiernan en Roma. Debéis rezar por todos los que dirigen la Iglesia Católica. Por favor, incluid al hombre que se sienta en la Silla de Pedro, porque él necesita enormemente de vuestras oraciones.

Orad para que él acepte la Verdad de la muerte de mi Hijo en la Cruz y para que abra su corazón a las suplicas de mi Hijo por misericordia para todos los hijos de Dios.

No importa cuán difíciles sean estos tiempos, en la Iglesia Católica Romana, el mal no puede y no va a prevalecer contra el Poder de Dios.

Mi papel como Mediadora de todas las Gracias está a punto de realizarse, y como la mujer elegida para ser vestida con los rayos del sol, mi tiempo ha llegado para ayudar a mi Hijo en Su plan final de salvación.

Aprecio a todos los hijos de Dios, incluyendo a los que le traen gran vergüenza y angustia. Rezad para que mis oraciones, llevadas a Mi Hijo y presentadas a Él en  vuestro nombre, puedan ayudar a mitigar el sufrimiento, que está por venir dentro de la Iglesia Católica.

Mi amor, como Madre de todos los hijos de Dios, lo abarca todo y nunca me detendré en mi misión para traeros esperanza, queridos hijos.

Las oraciones serán escuchadas en el Cielo y no debéis nunca perder la esperanza, ya que la Misericordia de mi Hijo es mayor de lo que posiblemente podríais conocer.

El amor de Dios es Todopoderoso. Pedid y recibiréis grandes bendiciones, ya que los preparativos están completos para el Gran Día del Señor.

Esperad con paciencia; amor y confianza porque todas estas pruebas pronto pasarán, y entonces el Nuevo Cielo y la Nueva Tierra se fusionarán en una sola. Esto es todo de lo que necesitáis preocuparos  --la preparación de vuestra alma y la de los que necesitan más de vuestras oraciones. Sólo entonces, seréis capaces de aceptar la Luz de Dios y entrar en el Nuevo Paraíso en la tierra.

Estad en paz y enfócaos(concentraos) sólo en mi Hijo y en Su singular deseo de salvar el alma de toda creatura viviente.

Vuestra amada Madre,
Madre de la Salvación