De acuerdo a las indicaciones de Nuestra Amada Madre, la Virgen María, en el mensaje del 01-12-2013, Madre de la Salvación 

Para ver el mensaje completo con las indicaciones de Nuestra Madre para hacer la Novena,  click en imagen

Esta es la oración; Cruzada de Oración (130) 
que debéis decir  cada uno de los siete días, 
(3 veces al día por las mañanas)

Cruzada de Oración (130)
 Novena de Salvación:

Mi amada Madre de la Salvación, por favor obtén para todas las almas, el Don de la Salvación Eterna a través de la Misericordia de tu Hijo, Jesucristo.

Mediante tu intercesión, suplico que tú ores para liberar a todas las almas que están en esclavitud de Satanás.

Por favor, pide a tu Hijo mostrar Misericordia y perdón para aquellas almas, que Lo rechazan, que Lo lastiman con su indiferencia y que adoran la doctrina falsa y dioses falsos.

Te imploramos Madre querida, que pidas por las Gracias para abrir los corazones de las almas que más necesitan de tu ayuda. Amén.


Tarjetita autorizada, para hacer copias y repartir 

jueves, 20 de febrero de 2014

Dios el Padre: No hay nada que Yo no haría por Mis hijos. Ningún sacrificio es demasiado elevado

Domingo 09 de febrero de 2014 a las 19:00 hrs.

Mi queridísima hija, no hay nada que Yo no haría por Mis hijos. Ningún sacrificio es demasiado elevado.

Yo me rebajo para así poder poner Mi Corazón a sus pies y todavía ellos continúan pisoteándolo. Me humillo para llamarlos a través de estos Mensajes y se ríen de Mí y se burlan.

Yo los he permitido azotar y asesinar a Mi Hijo y ellos subestiman el Gran Sacrificio que Yo hice por ellos, de darles vida y liberarlos de la esclavitud del maligno.

Yo les suplico que cambien sus caminos, y ellos me ignoran. Yo mando almas elegidas para que hablen con ellos y proclamen Mi Palabra, y ellos les escupen en sus caras.

Yo mandé castigos sobre ellos y no aprendieron nada de ellos. En su lugar, ellos dijeron que fue simplemente una simple casualidad, y que no tiene nada que ver Conmigo.

Yo les mandé Mi Amor, a través de milagrosos Regalos dados a los visionarios, videntes, santos y profetas, y solo unos pocos hicieron caso de ellos. Graba Mis Palabras ahora, el Libro de la Verdad es el mayor Regalo dado por Mí al mundo, desde que mandé a Mi Hijo para redimiros. Yo os lego este Precioso Regalo, para que abra vuestros corazones, libere vuestras almas de sus ataduras a las tentaciones del diablo y os ayude a prepararos para Mi Reino.

Mi Poderosa Intervención en este momento quiere decir que la velocidad a la que Mi Palabra será promulgada, así y desde hoy, va a impresionar y a sorprender a muchos. Cuando oigáis Mi Palabra, hablada en todas las lenguas, donde poca organización de la mano del hombre esté involucrada, os será dada la prueba del Poder del Espíritu Santo.

Yo me aseguraré de que Mi Palabra persista. Yo atropellaré a todos aquellos que intenten parar Mi Mano. Yo echaré a un lado a aquellos que sean guiados por el espíritu del mal y ensordeceré el sonido de sus penosas voces.

Yo silenciaré, de un golpe de Mi Mano, a aquellos que intenten pararme, cuando solo deseo salvar a todas y cada una de las almas. Yo estoy determinado a no permitir que esta Obra sea ignorada, ya que, una vez que concedo Mi Autoridad para una Misión, como lo es esta, podéis estar seguros que el poder del hombre no es nada comparado con ella.

Estad tranquilos, queridos hijos, y confiad en Mí, vuestro bienamado Padre. Mi Amor es tan grande que no puede ser disuelto, sin importar cuán graves sean vuestros pecados. Yo estoy permitiendo estas pruebas, tribulaciones y perversos planes de borrar todo rastro de Mi Hijo, pero solo por un corto tiempo.

Nunca tengáis miedo de Mis Planes, porque ellos tienen un propósito y ese es el de erradicar toda maldad y traeros una vida de Gloria, en concordancia con Mi Santa Voluntad. Vosotros tenéis mucho por lo que guardar la esperanza. Todo lo que pido es que recéis y sigáis todo lo que Yo os he dado, en este tiempo, a través de Mi Santa Misión de traeros a todos, el último e inestimable Regalo que Yo he creado para vosotros en el Nuevo Cielo y la Nueva Tierra – Mi Nuevo Paraíso - tal y como fue supuesto ser, cuando Yo creé a Adán y a Eva.

Siempre recordad Mi Amor por todos vosotros, cuando os sintáis débiles o vulnerables, porque es tan grandioso que está más allá de vuestra comprensión.

Vuestro Bienamado Padre


Dios el Altísimo