Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Novena de SALVACION * IMPORTANTE *
NOVENA Inicia HOY
De acuerdo a las indicaciones de nuestra Amada Madre, la Virgen María en su mensaje del 
1° de diciembre, 2013 hoy podemos iniciar con la Novena de Salvación.

"Doy ahora a todos vosotros un Regalo especial, bendecido por mi Hijo, para que a todas las almas se les conceda inmunidad contra los fuegos del infierno y sea concedida la salvación. Mi Hijo desea que cada alma sea salvada, no importa cuán grave es su pecado. Pido que ahora empecéis la Novena de la Salvación. Debéis empezar esto de inmediato y continuarla, mientras os instruyo para el fin de los tiempos. Debéis recitar esta Oración por un total de siete días consecutivos de un mes calendario, comenzando los lunes, en el horario de la mañana. Debéis recitarla tres veces durante cada uno de los siete días, y en uno de estos días debéis ayunar. Para el ayuno se os pide comer solo una comida principal durante el día y entonces solo pan y agua en las otras dos comidas."

Esta es la oración debéis decir para cada uno de los siete días (3 veces al día por las mañanas)
 Cruzada de Oración (130) Cruzada de Oración Novena de Salvación:

Tarjetita autorizada, para hacer copias y repartir 

viernes, 28 de febrero de 2014

Cuando la voluntad del hombre choca con la Voluntad de Dios, un gran dolor es padecido en ambos lados

Domingo 23 de febrero de 2014 a las 16:03 hrs.

Mi muy querida bienamada hija, cuando la voluntad del hombre choca con la Voluntad de Dios, un gran dolor es padecido en ambos lados. Al hombre le ha sido concedido el Don de la libre voluntad por Mi Padre, y como tal, él es libre de hacer las opciones que desee en la vida, y Dios nunca va a interferir con este regalo del Cielo. Sin embargo, para aquellos que desean servirme por completo, con la intención de ayudarme a salvar las almas de los demás, y que me dan el regalo de su libre albedrío, será una jornada muy difícil para ellos.

Cuando vosotros me dáis vuestro libre albedrío, para hacer lo que es necesario para la salvación de las almas, el sufrimiento que vosotros  soportaréis será muy duro. A medida que vuestra voluntad ya no os pertenece, siendo la naturaleza humana lo que es, significa que la lucha va a ocurrir, entre el libre albedrío del hombre y de la Voluntad de Dios. Muchas personas, que me aman y que quieren llevar a cabo la voluntad de Dios en sus vidas, siempre tendrán que luchar. Con el fin de satisfacer la Voluntad de Dios, el alma debe abandonar todo sentido de orgullo y la necesidad de satisfacer sus propios deseos personales. Vosotros solo podéis servir verdaderamente a Dios, si confiáis en Él por completo y ofrecéis todas sus pruebas y tribulaciones a Él, por el bien de todos.

Cuando las personas bien intencionadas, sirven a Dios y tratan de vivir sus vidas como Él los instruyó, al caer de la Gracia, sienten vergüenza. Mortificados por haber rechazado a Dios y por haberle defraudado por el egoísmo, por los sentimientos de autoestima o arrogancia, ellos luego ocultarán su rostro de la Luz de Dios. Cuando son iluminadas por la Verdad, estas almas pueden, de repente y sin previo aviso, comenzar a dudar de su fe. Un minuto ellos aman a Dios con todo su corazón y se ofrecen completamente a Su cuidado y al minuto siguiente se aíslan a sí mismos de la Fuente de Luz. Es entonces, que la persona, usando el intelecto humano, dicta a Dios lo que él está dispuesto a hacer, con el fin de servir a Dios y esto por lo general será en sus propios términos. Sí, el alma puede decir a Dios: "Te serviré, pero a condición de que me concedas este favor y ese otro." ¿No sabéis que no se puede servir a dos señores, porque solo hay un Dios y Él está al mando? Dios es el Maestro de todo lo que es y será. El hombre está ahí para servir a Dios, pero sin embargo, Dios va a hacer todo lo que pueda para dar consuelo a Sus hijos.

Cuando vosotros encontréis que comenzáis a dudar de Dios o a perder la confianza en Su amor o en Su Promesa, entonces debéis recitar esta Cruzada de Oración, que será conocida como la Oración de la Renovación.

Cruzada de Oración (137) La oración de la Renovación

Oh, Dios Todopoderoso, oh, Dios Altísimo, mira hacia mí, Tu humilde servidor, con amor y compasión en Tu corazón. Renuévame en Tu Luz.

Levántame de nuevo a Tu favor*. Lléname de la Gracia, para que me pueda ofrecer a Ti en humilde servidumbre y en conformidad con Tu Santísima Voluntad.

Líbrame del pecado de orgullo y de todo lo que te insulta y ayúdame a amarte con un profundo y permanente deseo de estar a tu servicio todos mis días, por siempre y para siempre. Amén.

Por favor recordad que es muy fácil dar la espalda a Dios y bastaría una sola persona para poner dudas en vuestra alma de la Bondad de Dios y Su Gran Misericordia para todos Sus hijos.

Se necesita mucho coraje y constancia para permanecer fieles a la Palabra de Dios, pero sin pedir por las Gracias para servirle correctamente, vosotros no seréis capaces de esto por vuestra cuenta.

Vuestro Jesús

favor* = benevolencia