Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Novena de SALVACION * IMPORTANTE *
NOVENA Inicia HOY
De acuerdo a las indicaciones de nuestra Amada Madre, la Virgen María en su mensaje del 
1° de diciembre, 2013 hoy podemos iniciar con la Novena de Salvación.

"Doy ahora a todos vosotros un Regalo especial, bendecido por mi Hijo, para que a todas las almas se les conceda inmunidad contra los fuegos del infierno y sea concedida la salvación. Mi Hijo desea que cada alma sea salvada, no importa cuán grave es su pecado. Pido que ahora empecéis la Novena de la Salvación. Debéis empezar esto de inmediato y continuarla, mientras os instruyo para el fin de los tiempos. Debéis recitar esta Oración por un total de siete días consecutivos de un mes calendario, comenzando los lunes, en el horario de la mañana. Debéis recitarla tres veces durante cada uno de los siete días, y en uno de estos días debéis ayunar. Para el ayuno se os pide comer solo una comida principal durante el día y entonces solo pan y agua en las otras dos comidas."

Esta es la oración debéis decir para cada uno de los siete días (3 veces al día por las mañanas)
 Cruzada de Oración (130) Cruzada de Oración Novena de Salvación:

Tarjetita autorizada, para hacer copias y repartir 

miércoles, 29 de enero de 2014

La labor de Mi Madre como Co-Redentora será buena y por fin verdaderamente comprendida

Viernes 24 de enero de 2014 a las 20:19 hrs.


Mi queridísima bienamada hija, cuando Mi Madre haga una última aparición en todos los lugares de apariciones Marianas, debéis saber entonces que el mundo se volverá y correrá hacia Mí finalmente. Es a través de Mi bienamada Madre que más almas son traídas a Mí. La labor de Ella siempre ha sido estar a Mi servicio para el bien del hombre. Y ahora, la labor de Mi Madre, como Co-Redentora será buena y por fin verdaderamente comprendida.

Yo le daré a cada alma la oportunidad de presenciar Mi Poderosa Intervención, para que Yo pueda convertirles. A través de la conversión, Yo puedo salvar a millones. La Promesa de Salvación fue hecha por Mí y cumplida con Mi Muerte en la Cruz. Ahora, Yo reuniré a las almas que atraeré hacia Mí, a través de ésta Misión y difundiré la Verdad de Mi Palabra en todas partes.

A los que nunca les fue dada la Verdad, les será presentada por primera vez. A los que se les dio la Verdad, pero que la han olvidado, les será recordada Mi Promesa. Aquellos que conocen la Verdad, pero que la han cambiado a fin de ajustarla conforme a sus propios deseos, les será recordado que sólo puede haber una sola Verdad.

Traigo a la humanidad la Verdad en un momento en donde sus mentes están confundidas, sus almas desgarradas con dudas – pero, Yo aliviaré sus temores. Sólo Yo, Jesucristo, su Salvador tengo el Poder de intervenir de esta manera. Sólo Yo tengo el Poder para traerles paz y entregarles la Salvación, la cual por derecho les pertenece.

Todos los hilos de ésta Misión se están reuniendo para formar un patrón. Entonces, cuando las distintas partes sean entrelazadas y encajadas juntas como las piezas de un rompecabezas, y cuando todas las piezas empiecen a emerger, el dibujo final se esclarecerá. Luego, vosotros encontraréis Mi Presencia en todas partes – todo lo cual está asociado a cada auténtica santa misión concedidas al mundo por Mi Padre, hasta que finalmente la Verdad entera se esclarezca para todo el mundo.

Mi Padre prometió que Él revelaría al mundo la Verdad, a través del Libro de la Verdad, como fue predicho a los profetas Daniel y Juan el Evangelista. Mi Padre os trae la Verdad en este momento ahora, pero Él lo hace trocito a trocito, poco a poco, hasta que la última parte lo arme/forme por completo. Sólo entonces el Libro de la Verdad tendrá sentido. Sólo entonces las últimas vallas serán derrotadas, cuando la mayoría de la humanidad cantará y se regocijará en anticipación a Mi Segunda Venida. Sólo cuando Mi Misión esté completa, el Gran Día será anunciado al mundo.

Ir en paz y sabed que es, cuando depositáis toda vuestra confianza en Mí, que Yo puedo completar la parte final de la Alianza de Mi Padre y llevaros al Recinto de Su Todopoderoso Reino.

Vuestro Jesús