De acuerdo a las indicaciones de Nuestra Amada Madre, la Virgen María, en el mensaje del 01-12-2013, Madre de la Salvación 

Para ver el mensaje completo con las indicaciones de Nuestra Madre para hacer la Novena,  click en imagen

Esta es la oración; Cruzada de Oración (130) 
que debéis decir  cada uno de los siete días, 
(3 veces al día por las mañanas)

Cruzada de Oración (130)
 Novena de Salvación:

Mi amada Madre de la Salvación, por favor obtén para todas las almas, el Don de la Salvación Eterna a través de la Misericordia de tu Hijo, Jesucristo.

Mediante tu intercesión, suplico que tú ores para liberar a todas las almas que están en esclavitud de Satanás.

Por favor, pide a tu Hijo mostrar Misericordia y perdón para aquellas almas, que Lo rechazan, que Lo lastiman con su indiferencia y que adoran la doctrina falsa y dioses falsos.

Te imploramos Madre querida, que pidas por las Gracias para abrir los corazones de las almas que más necesitan de tu ayuda. Amén.


Tarjetita autorizada, para hacer copias y repartir 

jueves, 19 de septiembre de 2013

Madre de la Salvación: Una nueva, amarga guerra mundial será declarada

Viernes 6 de septiembre de 2013 a las 18:46 hrs.

Mi querida niña, debo, por las instrucciones de mi Hijo, Jesucristo, revelar que las guerras, las cuales se desarrollarán ahora en el Medio Oriente, anunciarán la gran batalla, ya que una nueva, amarga guerra mundial será declarada.

Cómo esto rompe el Sagrado Corazón de mi pobre sufriente Hijo. El odio, el cual imbuye los corazones de aquellos líderes, encomendados con la responsabilidad de dirigir sus países, por gente ordinaria, se extenderá. Ellos traicionarán a sus propias naciones. Millones serán matados y muchas naciones estarán involucradas. Deben saber que las almas de aquellos que serán asesinados y quienes son inocentes de cualquier crimen, serán salvados por mi Hijo.

La velocidad de estas guerras se intensificará y tan pronto cuatro partes del mundo se involucren, la Gran Guerra será anunciada. Tristemente, armas nucleares serán utilizadas y muchos sufrirán. Será una guerra aterradora, pero no durará mucho.

Recen, recen, recen por todas las almas inocentes y continúen recitando mi Santísimo Rosario, tres veces al día, con el fin de aliviar el sufrimiento, el cual resultará debido a la Tercera Guerra Mundial.

Gracias, mi niña, por responder a mi llamado. Sepan que hay gran tristeza en el Cielo en este momento y es con un corazón apesadumbrado que traigo esta difícil noticia.

Su Madre

Madre de la Salvación