De acuerdo a las indicaciones de Nuestra Amada Madre, la Virgen María, en el mensaje del 01-12-2013, Madre de la Salvación 

Para ver el mensaje completo con las indicaciones de Nuestra Madre para hacer la Novena,  click en imagen

Esta es la oración; Cruzada de Oración (130) 
que debéis decir  cada uno de los siete días, 
(3 veces al día por las mañanas)

Cruzada de Oración (130)
 Novena de Salvación:

Mi amada Madre de la Salvación, por favor obtén para todas las almas, el Don de la Salvación Eterna a través de la Misericordia de tu Hijo, Jesucristo.

Mediante tu intercesión, suplico que tú ores para liberar a todas las almas que están en esclavitud de Satanás.

Por favor, pide a tu Hijo mostrar Misericordia y perdón para aquellas almas, que Lo rechazan, que Lo lastiman con su indiferencia y que adoran la doctrina falsa y dioses falsos.

Te imploramos Madre querida, que pidas por las Gracias para abrir los corazones de las almas que más necesitan de tu ayuda. Amén.


Tarjetita autorizada, para hacer copias y repartir 

sábado, 18 de octubre de 2014

Os doy ahora la última Oración de la Cruzada de Oración

Miércoles 8 de octubre de 2014 a las 21:10 hrs.


Mi muy querida bienamada hija, Mi Corazón está tan despedazado en este momento. Los traidores han traspasado Mi Costado y la tierra ahora está siendo inundada con una efusión de Mi Dolor, el cual es tan intenso, que no puedo ser consolado.

Me pregunto ahora, ¿quién de entre Mis siervos consagrados será lo suficientemente fuerte para defender la Verdad?

Os doy, la última Oración de la Cruzada de Oración. Es para los sacerdotes. Pido que mis siervos consagrados la reciten diariamente:

Cruzada de Oración (170) Para defender la Santa Palabra de Dios

Oh, Querido Señor, mi amado Jesucristo
Abrázame.  
Protégeme.  
Mantenme en la Luz de Tu Rostro, mientras que mi persecución se intensifica, cuando mi único pecado es defender la Verdad, la Santa Palabra de Dios.
Ayúdame a encontrar la valentía para servirte fielmente en todo momento.
Dame Tu valentía y Tu Fuerza, mientras lucho para defender Tus Enseñanzas contra la violenta oposición.
Jamás me abandones Jesús, en mi momento de necesidad y provéeme con  todo lo que necesito para continuar sirviéndote por medio de la prestación de los Santos Sacramentos y Tu Precioso Cuerpo y Sangre, a través del Santo Sacrificio de la Misa.
Bendíceme Jesús.
Camina conmigo.
Descansa en mí
Quédate conmigo.
Amén

Vuestro Jesús