Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Novena de SALVACION * IMPORTANTE *
NOVENA Inicia HOY
De acuerdo a las indicaciones de nuestra Amada Madre, la Virgen María en su mensaje del 
1° de diciembre, 2013 hoy podemos iniciar con la Novena de Salvación.

"Doy ahora a todos vosotros un Regalo especial, bendecido por mi Hijo, para que a todas las almas se les conceda inmunidad contra los fuegos del infierno y sea concedida la salvación. Mi Hijo desea que cada alma sea salvada, no importa cuán grave es su pecado. Pido que ahora empecéis la Novena de la Salvación. Debéis empezar esto de inmediato y continuarla, mientras os instruyo para el fin de los tiempos. Debéis recitar esta Oración por un total de siete días consecutivos de un mes calendario, comenzando los lunes, en el horario de la mañana. Debéis recitarla tres veces durante cada uno de los siete días, y en uno de estos días debéis ayunar. Para el ayuno se os pide comer solo una comida principal durante el día y entonces solo pan y agua en las otras dos comidas."

Esta es la oración debéis decir para cada uno de los siete días (3 veces al día por las mañanas)
 Cruzada de Oración (130) Cruzada de Oración Novena de Salvación:

Tarjetita autorizada, para hacer copias y repartir 

viernes, 31 de octubre de 2014

Aceptad la Verdad, entregada a vosotros en el Libro del Apocalipsis

Martes 21 de octubre de 2014 a las 23:40 hrs.


Mi muy querida bienamada hija, cuando las profecías fueron dadas a los hijos de Dios desde el principio, ellas causaron miedo en los corazones de los hombres. Esto fue debido a las dudas que existían en las mentes de aquellos que no creían en Dios y al bienestar que el hombre sentía en su terrenal entorno natural. Era más fácil aceptar una vida de imperfección que creer en una que existiera en lo sobrenatural.

Dios no envió a Sus profetas para asustar a Sus hijos. Él los envió para advertirles de los peligros de crear un profundo abismo entre Dios el hombre. Si ese abismo se volvía lo suficientemente amplio, y así la mayoría de las almas rechazaron a Dios, entonces Él siempre intervino con el fin de salvarlos. Dios siempre ha intervenido a través de Sus profetas y fue a través de Sus profetas que Dios pudo educar a Sus hijos en los Caminos del Señor. Sin los profetas de Dios al hombre no se le habría dado la Verdad. Lo que Dios da a Su pueblo(gente), a través de la Palabra escrita, no dejéis que nadie la rompa en pedazos.

El hombre no es digno de cambiar la Palabra de Dios, ni es apto para cambiar el significado de la Palabra, ni tiene el derecho de hacerlo. Si un hombre toma la Palabra de Dios y deliberadamente la malinterpreta, para herir a los demás, entonces este es un grave pecado. Ha habido muchos que han tratado de cambiar el significado de la Palabra pero fallaron. Sin embargo, hay quienes crearon versiones de la Palabra, que se desviaron de la Verdad plena(completa), y la gente no entendió nada(no pudo sacar ninguna enseñanza). Yo no considero responsables a estas almas, porque usaron la Palabra solo para dar gloria a Dios.

Cuando vine a predicar la Verdad fui temido. Todos los profetas anteriores a  Mí también eran temidos. Ellos, al igual que Yo, eran odiados por traer la Verdad a la humanidad, a través de la Palabra hablada. El Libro del Apocalipsis, dado a Juan el Evangelista por el Poder del Espíritu Santo, ha sido ignorado por Mis Iglesias cristianas. Rara vez se discute, y muchos en Mi Iglesia lo desestiman/desprecian como si fuera irrelevante.

El tiempo ha llegado ahora para que la Verdad sea finalmente hablada y para que los hombres hagan una elección. Aceptad la Verdad, entregada a vosotros en el Libro de Apocalipsis, y preparaos de modo que todo esté en su lugar y agradable a Mí en el Gran Día. O ignorad la Palabra y Mi Promesa de venir otra vez. Poned/haced oídos sordos a Mis Súplicas, pero, recordad, Yo vendré como un ladrón en la noche y solo los que me den la bienvenida y acepten Mi Misericordia serán Míos.
Yo os advierto solamente porque os amo. Si no fuera por Mi Amor, Yo habría echado a la raza humana al desierto, tan ingratas son sus almas.

Vuestro Jesús