Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Novena de SALVACION * IMPORTANTE *
NOVENA Inicia HOY
De acuerdo a las indicaciones de nuestra Amada Madre, la Virgen María en su mensaje del 
1° de diciembre, 2013 hoy podemos iniciar con la Novena de Salvación.

"Doy ahora a todos vosotros un Regalo especial, bendecido por mi Hijo, para que a todas las almas se les conceda inmunidad contra los fuegos del infierno y sea concedida la salvación. Mi Hijo desea que cada alma sea salvada, no importa cuán grave es su pecado. Pido que ahora empecéis la Novena de la Salvación. Debéis empezar esto de inmediato y continuarla, mientras os instruyo para el fin de los tiempos. Debéis recitar esta Oración por un total de siete días consecutivos de un mes calendario, comenzando los lunes, en el horario de la mañana. Debéis recitarla tres veces durante cada uno de los siete días, y en uno de estos días debéis ayunar. Para el ayuno se os pide comer solo una comida principal durante el día y entonces solo pan y agua en las otras dos comidas."

Esta es la oración debéis decir para cada uno de los siete días (3 veces al día por las mañanas)
 Cruzada de Oración (130) Cruzada de Oración Novena de Salvación:

Tarjetita autorizada, para hacer copias y repartir 

viernes, 21 de noviembre de 2014

Voy a salvar 5 billones* de almas debido a esta Misión

Domingo  9 de noviembre de 2014 a las 15:20 hrs.


Mi muy querida y bienamada hija, todo lo que Yo siempre quise hacer era salvar las almas de los hijos de Dios. Todo lo que Mi Padre Eterno deseó era que Sus hijos lo amen como Él los ama.

Incluso cuando Su primogénito rechazó Su amor (Adán), Mi amado Padre elaboró ​​Sus Diez Mandamientos, para capacitar al hombre para vivir conforme a Sus Reglas. El deseo del hombre debe ser siempre servir a Su Maestro y para ello tiene que mostrar amor a sus hermanos y hermanas. Mediante la observación de las Leyes de Dios, él(el hombre) se mantendrá fiel a Él y estará más cerca de Él. Pero, rechazando los Diez Mandamientos, el hombre pone una gran distancia entre  Dios y él.

Mi Última Misión, para traer al hombre los frutos de su salvación, ha dado muchos Regalos. Yo deseo ahora que cada uno de vosotros recitéis a partir de este día, y todos los días de aquí en adelante, la Cruzada de Oración (33) y que mantengáis una copia del Sello del Dios Vivo cerca de vosotros. Muchas personas que pueden no estar conscientes de esta Misión también pueden recibir la Protección del Sello cuando vosotros oréis por ellos, mientras recitáis esta oración.

Todos los hijos de Dios que tienen el Sello del Dios Vivo serán inmunes a los problemas, que vendrán mientras se desarrolla la Gran Tribulación. Os pido que lo hagáis hoy porque Yo os prometo gran protección contra los perseguidores de la Fe Cristiana y la agitaciones, las cuales serán presenciadas en los cuatro rincones de la tierra. Os pido que no permitáis que el miedo de cualquier tipo preocupe vuestros corazones. Mientras Yo deseo salvar a todo el mundo, fuera de Mi Misericordia, declaro/anuncio que voy a salvar cinco billones* de almas debido a esta Misión. Declaro que esta es una de las más grandes Misericordias que he legado a los hijos de Dios en toda la historia del mundo.

También sabed que voy a reducir el sufrimiento, que será infligido a la humanidad por la bestia, tanta es Mi Misericordia. Pero en primer lugar, el Castigo de Dios será presenciado porque éste ha sido predicho, y es una parte necesaria de la purificación final de hombre.

Confiad en Mí. Levantad vuestros corazones y nunca temáis al mal y a la maldad de la que seréis testigos en breve. Permitid que la alegría llene vuestras almas si creéis en Mí. Voy a salvar a todos aquellos por quienes supliquéis Mi Misericordia, a través de la recitación de Mi Cruzada de Oraciones. El único pecado, que no puede ser perdonado, es el pecado eterno de la blasfemia contra el Espíritu Santo.

Hoy es el día en que Yo prometo solemnemente traer a la humanidad el amor, la paz y la alegría de Mi Reino a través de la salvación de cinco billones de almas.

Os amo y aprecio a todos vosotros. No hay nada que Yo no pueda hacer por vosotros, si esta es la Voluntad de Dios. Todo lo que debéis hacer es pedir.

Vuestro Jesús

billones* : 1 billón= 1,000,000,000,000