De acuerdo a las indicaciones de Nuestra Amada Madre, la Virgen María, en el mensaje del 01-12-2013, Madre de la Salvación 

Para ver el mensaje completo con las indicaciones de Nuestra Madre para hacer la Novena,  click en imagen

Esta es la oración; Cruzada de Oración (130) 
que debéis decir  cada uno de los siete días, 
(3 veces al día por las mañanas)

Cruzada de Oración (130)
 Novena de Salvación:

Mi amada Madre de la Salvación, por favor obtén para todas las almas, el Don de la Salvación Eterna a través de la Misericordia de tu Hijo, Jesucristo.

Mediante tu intercesión, suplico que tú ores para liberar a todas las almas que están en esclavitud de Satanás.

Por favor, pide a tu Hijo mostrar Misericordia y perdón para aquellas almas, que Lo rechazan, que Lo lastiman con su indiferencia y que adoran la doctrina falsa y dioses falsos.

Te imploramos Madre querida, que pidas por las Gracias para abrir los corazones de las almas que más necesitan de tu ayuda. Amén.


Tarjetita autorizada, para hacer copias y repartir 

jueves, 27 de noviembre de 2014

Madre de la Salvación: si vosotros no pedís, entonces ¿cómo puede mi Hijo auxiliaros?

 Domingo 16 de noviembre de 2014 a las 14:20 hrs.


Mis queridos hijos, en los momentos de tristeza y angustia debéis llamarme siempre, a vuestra Madre, para ayudar a aliviar vuestras preocupaciones, no importa cuan difícil sean vuestras situaciones.

Recordad que cuando me presento a mi Hijo con vuestra petición especial, si se trata de una petición en favor de la salvación de vuestra alma, o la de alguien más, Él siempre responderá a mis súplicas. Si se trata para pedir una bendición especial o curación entonces siempre voy a intervenir a vuestro favor. Ni una sola solicitud será ignorada y si es la Voluntad de Dios, se contestarán vuestras oraciones. No hay ni una sola alma en la Tierra que no pueda pedir la ayuda de mi Hijo, si ellos ruegan a Él por su salvación.

Mi Hijo va a hacer concesiones especiales para cada alma por la que vosotros pidáis. Su Misericordia es grande, Su Amor insondable. Nunca temás para acercaros a Él para pedirle Su Misericordia. La oración, mis queridos hijos, es un medio muy poderoso por el cuál se gana/obtiene la Misericordia de Dios. Ni una sola oración es jamás ignorada. Pero, si vosotros no pedís, entonces ¿cómo puede mi Hijo auxiliaros?

Orad, orad, orad con vuestras propias palabras, porque Dios nunca dejará de responderos.
Vuestra amada Madre

Madre de la Salvación

Leer más: