De acuerdo a las indicaciones de Nuestra Amada Madre, la Virgen María, en el mensaje del 01-12-2013, Madre de la Salvación 

Para ver el mensaje completo con las indicaciones de Nuestra Madre para hacer la Novena,  click en imagen

Esta es la oración; Cruzada de Oración (130) 
que debéis decir  cada uno de los siete días, 
(3 veces al día por las mañanas)

Cruzada de Oración (130)
 Novena de Salvación:

Mi amada Madre de la Salvación, por favor obtén para todas las almas, el Don de la Salvación Eterna a través de la Misericordia de tu Hijo, Jesucristo.

Mediante tu intercesión, suplico que tú ores para liberar a todas las almas que están en esclavitud de Satanás.

Por favor, pide a tu Hijo mostrar Misericordia y perdón para aquellas almas, que Lo rechazan, que Lo lastiman con su indiferencia y que adoran la doctrina falsa y dioses falsos.

Te imploramos Madre querida, que pidas por las Gracias para abrir los corazones de las almas que más necesitan de tu ayuda. Amén.


Tarjetita autorizada, para hacer copias y repartir 

viernes, 4 de julio de 2014

Ninguno de vosotros es capaz de comprender las Leyes Divinas

Jueves 26 de junio 2014 a las 14:00 hrs.


Mi muy querida bienamada hija, nunca debéis creer que Mi Palabra, dada al mundo, a través de estos Mensajes será aceptada fácilmente. Aquellos que no los aceptan tendrán dificultades de vez en cuando para vivir estos Mensajes y todo lo que Yo les pido. En vez de vivir los Mensajes y adaptar sus vidas de acuerdo a ellos, van a interrogar e interrogar cada Palabra que sale de Mi Sagrada Boca. Si lo hicieran, en cambio, si se adherieran/apegaran a Mis Enseñanzas, las cuales nunca han cambiado, ellos entonces Me servirían mejor. 

Ninguno de vosotros es capaz de comprender las Leyes Divinas, que vienen de Mi bienamado Padre. Cuando tratáis de analizar los Misterios de la Divinidad de la Santísima Trinidad, vais a fracasar, porque no todo es para vuestro conocimiento. Cualquiera de vosotros que cree que entiende los acontecimientos que conducirán hasta y más allá de Mi Segunda Venida, debe saber ésto. Yo revelo ciertos acontecimientos sólo para ayudaros a preparar vuestras almas. Mis Revelaciones no son dada a vosotros para causar sensación, controversia u odio entre vosotros, porque Yo jamás infligiría tal confusión. La Confusión se origina(surge) de una falta de confianza en Mí, y de una incendiante curiosidad humana, que es comprensible. Debéis simplemente seguir siendo fieles a Mi Santa Palabra - eso todo lo que Yo pido.

Viví una vida sencilla cuando anduve/caminé en la Tierra. Enseñé Mi Palabra de una manera simple, para que Mis Enseñanzas fueran comprendidas por todos. Mostré Mi aborrecimiento a los que declaraban representar a Dios y cuyo deber era velar/asegurarse que los Diez Mandamientos fueran honrados. Sin embargo, estos hombres eruditos, llenos de orgullo, vestían ropas enjoyadas(con joyas) y se jactaban de sus posiciones dentro del Templo de Dios. Tan concentrados estaban   en sus teatrales comportamientos, dictando; amonestando a los pobres, a los humildes y a los ignorantes; que se olvidaron de un hecho importante. Su función era servir a Dios. Y para servir a Dios, tenían que servir a Sus hijos. En lugar de eso, exigieron respeto, buscaron adulación y codiciaron la posición de poder de cada uno dentro de la jerarquía que existía dentro de los Templos. En ningún momento animé/promoví el sensacionalismo, aunque Mi Palabra entregada a las masas/muchedumbre, sin embargo de una manera muy sencilla, creó controversia. Porque sólo la Palabra de Dios, que es simple y directa, puede ofender de esta manera. La Verdad crea división para muchas personas, porque no pueden hacerle frente. Sin embargo, es sólo la Verdad - la Palabra de Dios - de la que necesitáis sentiros preocupados. Analizar Mi Palabra o discutir sobre el significado de la Verdad y el sensacionalismo de la Palabra de Dios es una pérdida de vuestro tiempo. Mucho mejor me servís, sirviendo a los demás en Mi Nombre.

No tengais miedo de la Verdad; no la rechacéis, no la descartéis o generéis nuevas interpretaciones de ésta. La Verdad sigue siendo la misma que siempre ha sido. Mi Palabra es Mi Palabra. Lo que digo Será. La Voluntad de Dios no puede ser manipulada. Aceptando la Verdad, traerá claridad de la mente, paz dentro de vuestras almas y un deseo de ser obedientes a Mi Palabra – como les ha sido dada – en todo momento. No hay nada que podáis agregarle, pues ésta se mantendrá intacta por la eternidad.

Vuestro Jesús