De acuerdo a las indicaciones de Nuestra Amada Madre, la Virgen María, en el mensaje del 01-12-2013, Madre de la Salvación 

Para ver el mensaje completo con las indicaciones de Nuestra Madre para hacer la Novena,  click en imagen

Esta es la oración; Cruzada de Oración (130) 
que debéis decir  cada uno de los siete días, 
(3 veces al día por las mañanas)

Cruzada de Oración (130)
 Novena de Salvación:

Mi amada Madre de la Salvación, por favor obtén para todas las almas, el Don de la Salvación Eterna a través de la Misericordia de tu Hijo, Jesucristo.

Mediante tu intercesión, suplico que tú ores para liberar a todas las almas que están en esclavitud de Satanás.

Por favor, pide a tu Hijo mostrar Misericordia y perdón para aquellas almas, que Lo rechazan, que Lo lastiman con su indiferencia y que adoran la doctrina falsa y dioses falsos.

Te imploramos Madre querida, que pidas por las Gracias para abrir los corazones de las almas que más necesitan de tu ayuda. Amén.


Tarjetita autorizada, para hacer copias y repartir 

jueves, 5 de diciembre de 2013

Madre de la Salvación: Los enemigos de Dios van a cometer terribles sacrilegios hasta que los Tabernáculos se hayan profanado

Lunes 25 de noviembre de 2013 a las 17:25 hrs.

Mi hija, cuando se apoderen de la Iglesia de Mi Hijo, la serie de acontecimientos que se desarrollarán, serán exactamente los mismos que los que se produjeron durante Su Crucifixión.

El ruido será ensordecedor en la medida que los enemigos de Dios se apoderen de Su Cuerpo y lo profanen. Ellos se regocijarán y gritarán grandes proclamaciones en medio de grandes aplausos por los impostores, que se escucharán en todas partes, pues esta será una ocasión en dónde ganarán a muchos enemigos obstinados y a antiguos enemigos de la Iglesia de Mi Hijo. Cada nuevo tipo de declaración sobre el significado de la Santa Palabra de mi Hijo fluirá de sus bocas. Cada mentira, astutamente camuflada, para que parezca tener sentido, se utilizará para atraer a los hijos de Dios en esta nueva iglesia renovada. Cada pecado justificado, para que más personas ajenas sean acogidas en los templos de Dios, hasta que finalmente la confusión total será presenciada dentro de sus muros.

Mientras ellos estén demoliendo la Iglesia de Mi Hijo, ladrillo a ladrillo, el remanente de mi Hijo será obligado a huir de él. Cada argumento, cada gesto y cada defensa, de los que permanecen fieles a la Iglesia presente de mi Hijo, serán despreciados. Esto será una Crucifixión en silencio, al igual que lo que mi Hijo soportó cuando padecía, con poco más que un gemido. Las voces de aquellos que van a seguir proclamando la Verdad no recibirán cobertura de los medios de comunicación. Ninguna atención. Incluso si se las arreglan para hacer oír sus voces, serán demonizados por hacerlo.

Insto a todos los que amáis a mi Hijo y quien comprende que estas señales fueron predichas, que debéis continuar sirviendo a mi Hijo. Muchos sacerdotes, en lugar de luchar por su fe, y de permanecer fieles a mi Hijo, se irán. Otros no cederán y ellos  proporcionarán el Alimento de Vida para todos los que buscan la Presencia Verdadera de mi Hijo.

Los enemigos de Dios cometerán terribles sacrilegios, hasta que los tabernáculos se hayan profanado. Cuando hayan logrado esto, a continuación, prepararán el trono sobre el cual se sentará el anticristo.

Orad, orad, orad para que aquellos de vosotros que conocen la Verdad sean capaces de ofrecer consuelo a aquellos que van a sufrir enormemente a causa de la mayor apostasía nunca vista, que se desarolla poco a poco ante vosotros, para devorar a la Iglesia de mi Hijo, Jesucristo.

Mi tristeza es grande y mi Corazón está pesado, a causa del engaño malvado que caerá incluso en aquellos que aman a mi Hijo muchísimo. Su sufrimiento será el más grande de todos.

Vuestra amada Madre

Madre de la Salvación