Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Novena de SALVACION * IMPORTANTE *
NOVENA Inicia HOY
De acuerdo a las indicaciones de nuestra Amada Madre, la Virgen María en su mensaje del 
1° de diciembre, 2013 hoy podemos iniciar con la Novena de Salvación.

"Doy ahora a todos vosotros un Regalo especial, bendecido por mi Hijo, para que a todas las almas se les conceda inmunidad contra los fuegos del infierno y sea concedida la salvación. Mi Hijo desea que cada alma sea salvada, no importa cuán grave es su pecado. Pido que ahora empecéis la Novena de la Salvación. Debéis empezar esto de inmediato y continuarla, mientras os instruyo para el fin de los tiempos. Debéis recitar esta Oración por un total de siete días consecutivos de un mes calendario, comenzando los lunes, en el horario de la mañana. Debéis recitarla tres veces durante cada uno de los siete días, y en uno de estos días debéis ayunar. Para el ayuno se os pide comer solo una comida principal durante el día y entonces solo pan y agua en las otras dos comidas."

Esta es la oración debéis decir para cada uno de los siete días (3 veces al día por las mañanas)
 Cruzada de Oración (130) Cruzada de Oración Novena de Salvación:

Tarjetita autorizada, para hacer copias y repartir 

viernes, 6 de diciembre de 2013

El dolor, la persecución, el sufrimiento, el ridículo y las burlas siempre serán el destino de las almas elegidas de Dios

Viernes 29 de noviembre de 2013 a las 16:45 hrs.


Mi amadísima hija, cuando te cuestionas por qué Yo, Jesucristo, habría de permitir el sufrimiento en el mundo, deberías comprender la Voluntad de Dios. Muchas personas sufren en el mundo, y siempre lo han hecho. El sufrimiento es causado por el hecho de que, el pecado crea división entre los hombres. El pecado separa al hombre de Dios y, por lo tanto, el hombre pecará contra el hombre. Yo permito el sufrimiento porque esto trae a las almas más cerca de Mí, por medio de la purificación que esas almas soportan. Yo no Me deleito en el sufrimiento. Al contrario, Yo estoy presente en cada una de las almas que han de padecer dolor y angustia. Es Voluntad de Dios que ciertas almas sufran más que otras, porque será que gracias a esas víctimas, que otras almas que son menos merecedoras de Mi Misericordia, podrán ser salvadas.

Yo sufrí voluntariamente durante Mi Pasión, pero Mi dolor y humildad vencieron gran parte del poder de Satanás. Satanás no puede humillarse a sí mismo, porque esto es imposible. Por ello, es por medio de la humildad que emana del dolor del sufrimiento, que las almas pueden diluir el poder que él tiene sobre los demás. El dolor, la persecución, el sufrimiento, el ridículo y las burlas siempre serán el destino de las almas elegidas de Dios. Esas almas son las más cercanas a Mí, y Yo utilizaré este sacrificio suyo para atraer a esas otras almas, que son las que más necesitan de Mi Misericordia, hacia el refugio de la salvación.

Esta lección es muy dura para todos aquéllos que Me amáis, y puede parecer injusta. Pero sabed que el sufrimiento os atrae aún más hacia Mí y que os dará la Vida Eterna Conmigo en el Paraíso. No culpéis nunca a Dios por el sufrimiento que hay en el mundo, porque fue causado en primera instancia, por la caída del género humano, cuando los hijos de Dios sucumbieron al pecado del orgullo.

El orgullo es la raíz de todo pecado y es causa de gran parte del sufrimiento en el mundo. El orgullo conduce a todos los demás pecados, y así entonces causa la división en el mundo y la falta de justicia. Estad seguros de que muy pronto el mundo comprenderá finalmente el auténtico sentido de la Voluntad de Dios. Para entonces, la voluntad del hombre se postrará en respeto/deferencia ante la Santa Voluntad de Mi Padre. Hasta que no llegue ese día en que el hombre se libere a sí mismo del orgullo y se humille ante el Señor Dios, el Altísimo, el sufrimiento no podrá tener fin.

Cuando el mundo acepte finalmente la Verdad y la Promesa hecha por Mí de volver de nuevo, Yo enjugaré todas las lágrimas de vuestros ojos. Yo alzaré en gloria a los vivos y a los muertos, y ellos reinarán con gran esplendor en el Nuevo Cielo y la Nueva Tierra, cuando ambos se hagan uno en Mí. Cuando padezcáis sufrimiento, estad en paz, porque éste terminará pronto.

Vuestro Jesús

Leer más: