De acuerdo a las indicaciones de Nuestra Amada Madre, la Virgen María, en el mensaje del 01-12-2013, Madre de la Salvación 

Para ver el mensaje completo con las indicaciones de Nuestra Madre para hacer la Novena,  click en imagen

Esta es la oración; Cruzada de Oración (130) 
que debéis decir  cada uno de los siete días, 
(3 veces al día por las mañanas)

Cruzada de Oración (130)
 Novena de Salvación:

Mi amada Madre de la Salvación, por favor obtén para todas las almas, el Don de la Salvación Eterna a través de la Misericordia de tu Hijo, Jesucristo.

Mediante tu intercesión, suplico que tú ores para liberar a todas las almas que están en esclavitud de Satanás.

Por favor, pide a tu Hijo mostrar Misericordia y perdón para aquellas almas, que Lo rechazan, que Lo lastiman con su indiferencia y que adoran la doctrina falsa y dioses falsos.

Te imploramos Madre querida, que pidas por las Gracias para abrir los corazones de las almas que más necesitan de tu ayuda. Amén.


Tarjetita autorizada, para hacer copias y repartir 

martes, 11 de marzo de 2014

Yo soy Todo-Misericordioso. No busco venganza

Martes 04 de marzo de 2014 a las 21:25 hrs.


Mi muy querida bienamada hija, recuerda que Dios siempre juzga a favor de los oprimidos. Él nunca exaltará a los que se exaltan a sí mismos. Por cada hombre que se exalte, el más bajo de los bajos de vuestro mundo mundo será exaltado en Mi Reino. Los opresores en vuestro mundo se convertirán en los oprimidos, en el Día del Juicio final.

Yo Soy Todo-Misericordioso. No busco venganza. No os reprendo por replicar las injusticias que vosotros  hicisteis a los demás, por el odio que infligisteis a los demás o por la manera dura con que juzgasteis a otros. Tan grande es Mi amor, que os perdonaré cualquier pecado, menos el pecado eterno, el cual maldice a la Palabra de Dios. Siempre os voy a perdonar, no importa cómo me crucifiquéis o crucifiquéis a Mis siervos enviados para que os perdonen vuestras culpas. Desde Mi Crucifixión, la humanidad no ha sido testigo de Mi Intervención, tanto como ahora, que os traigo el Libro de la Verdad.

Se acerca el tiempo ahora, mientras reúno a todas las naciones para el reencuentro final. Llevaré a los que son Míos gracias a sus actos, sus palabras y sus obras, hacia un nuevo comienzo, que se convertirá en el nuevo mundo, el Nuevo Paraíso. Mi Reino será suyo. Reuniré a Mi pueblo, de todos los rincones de la Tierra. Algunos serán Míos, mientras que los otros serán castigados por sus maldades. Aquellos que son llamados, así como aquellos de vosotros que fuisteis elegidos desde el principio del tiempo, serán como leones. El Coraje os será dado desde el Cielo y lo necesitaréis si habéis de superar el odio que será mostrado en contra de vosotros. 

Por favor, no temáis jamás a Mis enemigos. Ignorad su veneno. Sus voces pueden rugir y sus gritos pueden ser ensordecedores, pero ellos no tienen ningún poder sobre vosotros. Si sois verdaderamente Míos, entonces las llamas  del Infierno nunca prevalecerán contra vosotros.

Vuestro Jesús