De acuerdo a las indicaciones de Nuestra Amada Madre, la Virgen María, en el mensaje del 01-12-2013, Madre de la Salvación 

Para ver el mensaje completo con las indicaciones de Nuestra Madre para hacer la Novena,  click en imagen

Esta es la oración; Cruzada de Oración (130) 
que debéis decir  cada uno de los siete días, 
(3 veces al día por las mañanas)

Cruzada de Oración (130)
 Novena de Salvación:

Mi amada Madre de la Salvación, por favor obtén para todas las almas, el Don de la Salvación Eterna a través de la Misericordia de tu Hijo, Jesucristo.

Mediante tu intercesión, suplico que tú ores para liberar a todas las almas que están en esclavitud de Satanás.

Por favor, pide a tu Hijo mostrar Misericordia y perdón para aquellas almas, que Lo rechazan, que Lo lastiman con su indiferencia y que adoran la doctrina falsa y dioses falsos.

Te imploramos Madre querida, que pidas por las Gracias para abrir los corazones de las almas que más necesitan de tu ayuda. Amén.


Tarjetita autorizada, para hacer copias y repartir 

domingo, 10 de junio de 2018

Las Espadas de la Justicia caerán ahora

Lunes 30 de mayo de 2011 a las 3:00 hrs.

Escúchenme ahora hijos Míos en todo el mundo. Las Espadas de la Justicia caerán sobre aquellos que fallen en prepararse adecuadamente para El Aviso.

Mis Llamas de la Divina Misericordia, presentadas al mundo para darle a cada uno de ustedes una probada de lo que será el Día del Juicio Final, van a ser mal interpretadas por muchos de ustedes. Este gran día de El Aviso se aproxima mes a mes, por tanto ustedes ahora deben tomarse el tiempo en preparación para Mi Divina Misericordia.

Muchas, muchas almas encontrarán difícil de comprender lo que este acontecimiento realmente significa. Muchos, como resultado, morirán del impacto, lo cual me entristece, porque para aquellos que no lo sobrevivan, será por el lamentable estado de sus almas. Católicos de todo el mundo, busquen confesión ahora, si se quieren beneficiar de Mi gran Acto de Amor y Misericordia. Cristianos y otras creencias, hablen en silencio y díganle a Dios cuán arrepentidos están, cuánto lamentan sus transgresiones y pídanle que los perdone por sus pecados. Solo aquellos que son fuertes de corazón en su amor por Mí y por Dios, el Padre Todopoderoso, estarán preparados adecuadamente. Otros, debido a su fuerza de mente y carácter, finalmente entenderán la Verdad y me aceptarán con amor en sus corazones.

En cuanto a los demás, tan severo será el impacto, que cuando sus almas les sean reveladas en su oscuridad, caerán muertos. Para entonces será demasiado tarde para buscar perdón. No habrá esperanza para ellos. Recen, recen todos ustedes, para que tantas almas como sea posible sobrevivan el gran acto de Mi Misericordia.

Su amoroso Salvador

Jesucristo


Leer más: