Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Novena de SALVACION * IMPORTANTE *
NOVENA Inicia HOY
De acuerdo a las indicaciones de nuestra Amada Madre, la Virgen María en su mensaje del 
1° de diciembre, 2013 hoy podemos iniciar con la Novena de Salvación.

"Doy ahora a todos vosotros un Regalo especial, bendecido por mi Hijo, para que a todas las almas se les conceda inmunidad contra los fuegos del infierno y sea concedida la salvación. Mi Hijo desea que cada alma sea salvada, no importa cuán grave es su pecado. Pido que ahora empecéis la Novena de la Salvación. Debéis empezar esto de inmediato y continuarla, mientras os instruyo para el fin de los tiempos. Debéis recitar esta Oración por un total de siete días consecutivos de un mes calendario, comenzando los lunes, en el horario de la mañana. Debéis recitarla tres veces durante cada uno de los siete días, y en uno de estos días debéis ayunar. Para el ayuno se os pide comer solo una comida principal durante el día y entonces solo pan y agua en las otras dos comidas."

Esta es la oración debéis decir para cada uno de los siete días (3 veces al día por las mañanas)
 Cruzada de Oración (130) Cruzada de Oración Novena de Salvación:

Tarjetita autorizada, para hacer copias y repartir 

lunes, 29 de diciembre de 2014

La conciencia de un hombre es como un espejo de su alma

Sábado 13 de diciembre de 2014 a las 00:15 hrs.



Mi muy querida bienamada hija, la conciencia de un hombre es como un espejo de su alma. Lo que la conciencia siente, aquello a lo que responde y aquello en lo que cree, está reflejado en su alma. Esto significa que si vuestra conciencia os alerta de algo que vosotros sabéis, en vuestro corazón, que está equivocado a los Ojos de Dios, entonces debéis escucharla.

Si vuestra conciencia os lleva a defender la Palabra de Dios, cuando sois confrontados con el mal, debéis responderle como vosotros sabéis que se hace. Si vosotros aceptáis el mal, cuando vuestra conciencia os dicta lo contrario, entonces sois desleales a la Palabra de Dios. Si vosotros mismos os llamáis Cristianos, debéis permitir que vuestra conciencia os guíe. En el alma Cristiana que está bendecida con el Don del Espíritu Santo, la conciencia estará completamente alerta contra el engaño del maligno, en todas sus formas.

Si vosotros os negáis a aceptar vuestra conciencia entonces negáis a Dios.  Cuando negáis a Dios, negáis vuestra propia herencia. Nunca presentéis excusas para aceptar algo que vosotros sabéis que no viene de Mí, porque si vuestra conciencia os instruye de una manera, y vosotros tomáis el rumbo contrario, entonces habréis fallado/fracasado en tomar Mi Copa. Qué quiero decir con Mi Copa? Si vosotros sois Cristianos, siempre chocaréis contra Mis enemigos. Los Cristianos son despreciados(menospreciados) por aquellos que no vienen de Mí. Podrá haber momentos en que no sufráis ningún daño/perjuicio, pero siempre vendrá un momento en que seréis desafiados en Mi Nombre. Cuando llegue ese día, me abandonaréis, negando Mi Santa Palabra?

Qué tan fuerte es vuestra fe o vuestro amor por Mí? Es solamente cuando sois confrontados con gran adversidad, cuando vosotros reconoceréis hasta dónde estáis preparados para rehusaros a aceptar algo equivocado por algo que es correcto. Los que son suficientemente fuertes que rehusan aceptar algo que niegue el dogma, establecido/fijado en la Bíblia Sagrada, tomarán Mi Copa. La Copa representa Mi Sangre y el Cáliz que La contiene. La Copa representa el sufrimiento que, inevitablemente, viene cuando marcháis con gran confianza para defender/mantener la Palabra de Dios.

Si Dios estableció Sus Leyes como un hecho, a través de Su Palabra contenida en la Bíblia Sagrada, entonces vosotros  jamás podéis aceptar nada que vaya en contra de ellas. Denunciar/condenar el dogma en Mi Nombre es repudiarme(renegar de Mí). Llegará el día en que Mi Iglesia en la Tierra negará el dogma, el cual está esculpido en piedra, a cambio de la doctrina de la oscuridad. Si vosotros aceptáis este engaño, aún cuando vuestra conciencia os diga lo contrario, entonces sois culpables de herejía. Una vez que hagáis esto, no podéis llamaros Cristianos o discípulos Míos, pues Yo os repudiaré, si lo hacéis.

Vuestro Jesús